Tubo Flexible De Escape


Sistema De Escape

¿Qué es Tubo Flexible De Escape?

Sistema De Escape piezas de recambio: Unión flexible escape

Cómo saber si hay un fallo en el tubo flexible del escape

Es aconsejable inspeccionar el tubo flexible del escape cada seis meses. Áreas quemadas y fisuras en la superficie indican que la pieza ha de ser cambiada. Si monta el vehículo en un elevador y arranca el motor, es posible identificar el área del problema mediante las nubes de humo procedentes de los puntos dañados. Para un examen más exhaustivo, consulte con un profesional.

Puede identificar que el tubo flexible del escape requiere ser inspeccionado por los siguientes síntomas:

  • olor a humos de escape que se aprecia en la habitáculo de pasajeros;
  • la tubería de conexión está hundida;
  • el sistema de escape funciona demasiado ruidoso;
  • cuando el motor funciona, se escucha un sonido de golpeteo, cambiando a traqueteo a altas velocidades;
  • el consumo de combustible aumenta;
  • la potencia del motor ha disminuido;
  • el piloto Check Engine parpadea en el panel de instrumentos.

Causas de que el tubo flexible del escape falle

La mayoría de las veces el mal funcionamiento del tubo flexible del escape está causado por la formación de una mezcla de aire y combustible inapropiada. Los problemas en el funcionamiento del sistema de combustible, un cambio retrasado del filtro de aire, fallos en el actuador del acelerador y el uso de gasolina de alto octanaje causan que la parte de combustible no quemada lo haga en el tubo flexible del escape. Debido al impacto de las temperaturas extremadamente altas, las paredes de la pieza pueden rajarse y quemarse.

La contaminación e incrustaciones no son menos nocivas para el tubo flexible del escape. La suciedad acumulada en la superficie trenzada del metal impide que la pieza se enfríe o refrigere de manera efectiva, lo que hace que se queme. Un silenciador obstruido provoca una presión excesiva en el sistema de escape, lo que puede provocar el agrietamiento del componente.

El riesgo de daños en el tubo flexible del escape aumenta considerablemente si el coche se usa en carreteras mal pavimentadas. En particular, su integridad puede verse afectada cuando el coche choca con un obstáculo o porque ha habido una bajada de temperatura causada por la entrada de agua fría procedente de un charco en las superficies calientes de la pieza.

Debido a su ubicación, el tubo flexible del escape está continuamente expuesto a la humedad y a los compuestos químicos de la carretera. Pero sobre todo, el óxido afecta a las uniones de soldadura y se extiende afectando a toda la superficie del componente.

Cómo cambiar tubo flexible del escape

El tubo flexible del escape no se puede reparar. En caso de daños en la pieza, esta ha de cambiarse. La instalación de un nuevo tubo flexible implica el uso de un equipo de soldadura, por lo que debe ser realizado en un taller. Con el uso de herramientas especiales, sección dañada del sistema de escape es cortada y una nueva es instalada en su lugar. Las uniones son sellan por soldadura.