Cardán


Transmision De La Rueda

¿Qué es Cardán?

Transmisión De La Rueda piezas de recambio: Cardán delantero

El árbol cardán tiene la responsabilidad de girar las ruedas del coche, y no de alguna manera, sino suave, uniforme e incluso en el cubo de la rueda. Un rodamiento de cubo de rueda se compone de dos anillos, el anillo interior y exterior. Hay tres tipos de rodamientos que son más comunes: rígidos de bolas, de bolas de contacto y de rodillos cónicos. Por medio del rodamiento de cubo de rueda se transfiere no solamente el peso del vehículo, sino también y la fuerza de las ruedas del sistema de suspensión al eje.

Durante el funcionamiento del vehículo, el árbol cardán está constantemente expuesto a cargas pesadas. En casos raros puede fallar. Frecuentemente, el resultado del desgaste pueden ser los errores o los defectos. El conductor calificado y con experiencia conoce muy bien su coche, y según el ruido, sabe cándo y dónde está algo ‘en marcha’. Los rodamientos de cubo de rueda gastados también emiten ruidos en el movimiento. Especialmente es característico al tomar curvas: por un giro a la izquierda se puede escuchar el sonido de la rueda derecha y viceversa. Otra señal llamativa puede ser un movimiento (temblor) de la rueda perpendicular al coche. Así que, en algún caso usted puede «sentir» el juego del rodamiento de cubo de rueda. Especialmente si este es el caso sin el freno apretado.

Si el artículo está desgastado, entonces debe ser reemplazado. No es un trabajo para los apasionados. Para desmontar e instalar el rodamiento de cubo de rueda se necesitan unas herramientas especiales. Al no tenerlas, se requiere un esfuerzo físico considerable. El martillo y otras herramientas similares son totalmente inadecuados para tal tipo de trabajo. Al necesitar detalles de cualquier tipo, sin importancia si fuese esto un claxón, una pata amortiguadora, una brida, la eléctrica, un árbol cardán e otros repuestos para su vehículo, los puede encontrar en nuestra tienda online .

Fallos en el eje de la turbina

  • la pieza está deformada o ha sido dañada como resultado de un impacto mecánico;
  • el centro del casquillo ha fallado;
  • ha aparecido un hueco en la pieza cruzada;
  • movimiento libre en el componente de la pieza de unión deslizante;
  • splines dañadas o desgastadas;
  • los componentes del casquillo están dañados o desgastados.

Síntomas de fallo en el eje de la turbina

  • fugas de grasa;
  • la caja de cambios hace ruidos raros al arrancar;
  • el coche vibra al transitar;
  • se escuchan sonidos fuertes al acelerar;
  • las marchas se cambian con dificultad.

Qué puede causar un fallo en el eje de la turbina

  • las fijaciones de los componentes están sueltas;
  • el eje se usa más allá de lo recomendado;
  • el eje se instala incorrectamente;
  • conducción por carreteras de mala calidad;
  • estilo de conducción agresivo;
  • el coche arranca abruptamente de forma regular;
  • falta de aceite o ausencia completa en el sistema;
  • los sellos están dañados;
  • el sistema está contaminado con partículas extrañas que han entrado;
  • la pieza está desequilibrada;
  • el acoplamiento y las marcas del eje no coinciden.

Diagnóstico

Si la inspección visual revela daños en el eje, hay que realizar un diagnóstico detallado en el taller.

Hay que diagnosticar el componente cada 40 000 km recorridos. Primero hay que comprobar si la pieza está desequilibrada y si hay suficiente lubricación en el sistema. Si se usa aceite de transmisión ordinario, debería añadirse cada 10 000 – 15 000 km recorridos con una jeringa especial.

La vida útil del componente se coloca en torno a los 300 000 km recorridos. No obstante, la vida útil del componente depende de las condiciones de funcionamiento: el estilo de conducción agresivo y la baja calidad del pavimento reducen la vida útil significativamente. Si no se realizan inspecciones técnicas con regularidad, el eje puede fallar con tan solo 120 00 km recorridos.